Docencia

Impartir clase de dirección se ha convertido en una actividad crucial en mi vida.

Me ha ayudado a reflexionar, pulir, concretar organizar y darle sentido a muchas cuestiones como director que simplemente hacia por intuición. Pero no puedes enseñar la intuición. Debes ayudar a tus alumnos a encontrar un camino indivdual pero basado en realidades técnicas ínter-subjetivas. Esta es la clave.

Mi compromiso con la evolución de mis alumnos es constante , desde hace ya muchos años. Dicen de mi que soy extremadamente duro,pero creo firmemente que un director debe ganarse el respeto de los músicos con su conocimiento de la música y el control técnico de su gesto. Y esto implica un largo y duro recorrido. Mi función como profesor es orientar en ese recorrido.

Miguel Romea

Miguel Romea